Terapia Aprendizaje Niños

terapia visual infantil

En Óptica Meca contamos con un centro especializado de terapia visual en el que atendemos pacientes con problemas de aprendizaje asociados a problemas visuales. A diario nos encontramos con niños inteligentes que no tienen los resultados que corresponden con su capacidad. La visión podría ser un factor decisivo.

Síntomas y Tratamiento

Por eso, si el niño se queja de ver borroso y le llevamos a revisión al oftalmólogo pero no tiene ningún problema visual aparente que precise de gafas, o las necesita pero no terminan de solucionar su sintomatología, es posible alguna de sus habilidades visuales como movimientos oculares, acomodación, vergencias o  percepción no funcionen de manera adecuada y produzcan una interferencia en la entrada de información visual. Por esto, es recomendable realizar un análisis exhaustivo de la visión binocular y percepción visual en nuestro centro de terapia visual. De manera que debemos estar alerta cuando:

  • El niño presenta problemas de aprendizaje o retrasos escolares (problemas de atención y concentración, entre otros)
  • Niños que padecen continuamente falta de motivación en los estudios: se cansan pronto al leer, dolores de cabeza, ojos rojos.
  • Niños con problemas posturales en el estudio y lateralidad cruzada (no distinguen derecha e izquierda).
  • Adolescentes que no consiguen concentrarse en los estudios por no poder enfocar o converger adecuadamente.
  • Adultos con alta fatiga en el trabajo por malas condiciones visuales en el ámbito laboral o de ocio.

A modo de resumen debemos estar alerta si observamos en  nuestros hijos los siguientes síntomas característicos de que existe un problema de aprendizaje asociado a problemas de aprendizaje

  • Necesita ayuda de su dedo para seguir la línea de lectura.
  • Omite o salta palabras o líneas al leer.
  • Refiere mareos cuando viaja en el coche.
  • Tiene afectada la velocidad lectora.
  • Baja comprensión lectora.
  • Traspone letras o palabras cometiendo errores al copiar de la pizarra.
  • Refiere visión doble ocasional.
  • Tiene mala caligrafía.
  • Se acerca o se leja demasiado para leer o escribir.
  • Presenta dificultades de atención.

Por último destacar que, dado que muchos de los problemas de aprendizaje como la dislexia y trastornos de hiperactividad o de atención, pueden tener asociado un problema visual no diagnosticado, recomendamos desde centro de terapia visual un chequeo visual completo para descartarlo lo antes posible.

Terapia Visual Personalizada

Dado que cada niño puede presentar un problema de atención o aprendizaje diferente, se diseña una terapia personalizada con una duración diaria de 15-20 minutos de ejercicios para casa y se les facilita una estimación del número de sesiones que necesitará realizar en nuestro centro de terapia visual para completar dicha terapia, cuya duración será de 60 minutos por sesión. Además, se les entrega un informe del análisis visual completo y los resultados que presenta nuestro paciente comparándolos con  los de una población sin problemas visuales.

Si el optometrista considera oportuno y observa que el paciente necesita la ayuda de otro profesional como: psicólogo, pedagogo u oftalmólogo, se remitirá para su valoración.