¿Qué es la Terapia Visual?

La terapia visual (TV) se podría definir como un entrenamiento visual, en el que se pretende corregir o mejorar determinadas disfunciones específicas de la visión identificadas o diagnosticas por los profesionales de la visión, utilizando para ello métodos de detección estandarizados; es decir, se obtienen determinados valores de la función visual del paciente y se comparan con los que se suelen obtener en la población en general o en el grupo de edad al que pertenece el paciente.  El hecho de que esas diferencias sean significativas puede acarrear una sintomatología visual determinada, por lo que se diseña un programa de entrenamiento visual personalizado que trata de eliminar las molestias del paciente y conseguir que su sistema visual sea más efectivo.

¿A quién se aplica Terapia Visual?

Es aplicable en todo tipo de pacientes y edades, ya que se ha demostrado que muchos de los problemas de aprendizaje y de desarrollo normal, pueden ser debidos a un incorrecto funcionamiento en el desarrollo visual de las personas.

La necesidad de realizar terapia visual se suele determinar tras una revisión funcional completa de la visión y después de que el paciente nos confirme que la sintomatología que presenta el paciente no sea causa de otro tipo de anomalía ocular que debe ser tratado por otro especialista como neurólogo, oftalmólogo, etc. Es decir, el paciente debe de haber sido explorado en profundidad principalmente por el oftalmólogo (refracción con cicloplegía, fondo de ojo, tensión ocular, etc.).

¿Cuando necesitas Terapia Visual?

Puede ocurrir que, a pesar de que todos los resultados encontrados en el examen oftalmológico sean correctos y el defecto refractivo (gafas) esté perfectamente corregido,  el paciente se encuentre insatisfecho o incómodo y presente síntomas de disconfort visual. En estos casos, el paciente debería de ser remitidos a nuestro servicio de terapia visual.

Los síntomas más comunes de las disfunciones a tratar mediante Terapia Visual en un niño o adulto son los siguientes:

  • Visión borrosa en visión lejana.
  • Visión borrosa en visión cercana.
  • Dificultades de concentración
  • Picor de ojos / Ojos rojos
  • No puede mantener la lectura / escritura durante más de 10 minutos
  • Después de realizar una tarea en visión de cerca, al levantar la mirada ve borroso
  • Al pasar la mirada de lejos a cerca ve borroso
  • Dolor de cabeza
  • Incomodidad y fatiga asociadas a tareas en visión de cerca
  • Las palabras parecen moverse en el texto

Si el paciente presentara más de dos de estos síntomas, sería conveniente que el paciente fuera remitido a nuestro servicio de terapia visual donde se le indicaría el tratamiento adecuado.