Gafas para Niños Pequeños

Debido a las pequeñas dimensiones cráeno-faciales de los niños, cuando tenemos que seleccionar una montura, hay que tener en cuenta algunas consideraciones para que se adapte de la forma más adecuada a su edad, estructura facial y defecto visual.

Pautas para Seleccionar la Montura

Las pautas que seguir son las siguientes:

  • Puente: El 90% del peso de la montura descarga sobre la nariz del niño, por ello seleccionaremos una montura cuyo puente no sea muy grande para que no resbale o muy pequeño para que no le haga marcas en la nariz.
  • Materia: Dependiendo de la edad y del uso de la gafa, se aconseja unos materiales u otros. Si se trata de niños muy pequeños o que practiquen actividades deportivas se aconseja materiales muy flexibles y sin partes metálicas. Para niños más mayores se puede usar acetato, nylon, grilamid o metal.
  • Tamaño: Importante que la montura no limite el campo visual. Los ojos deben de quedar siempre centrados y cubrir la ceja. De esta forma se evitará que mire por encima de la montura.
  • Varillas: las varillas deben de tener una medida adecuada para no presionar. Si son muy largas la montura se deslizará sobre la nariz y si son muy cortas el frontal se pegará a las pestañas y las lentes se pueden empañar. La curvatura de las varillas deben empezar donde se apoya la oreja y estas deben de seguir la curvatura de la oreja sin deformarla.
  • Funcionalidad y estética: Importante que la montura guste al niño y que el uso de las gafas no suponga un obstáculo en las actividades diarias del pequeño. Si se realizan actividades deportivas la montura debe proporcionar la corrección óptica adecuada, comodidad y seguridad por ello se pueden seleccionar modelos deportivos o con cintas elásticas ajustables.