Gafas de Sol Graduadas

Las gafas de sol se pueden graduar sustituyendo sus cristales por otras lentes solares oftálmicas con la corrección de la ametropía del usuario.

No todas las gafas de sol son graduables. Pero hoy en día existe una amplia oferta de lentes oftálmicas solares para adaptar a la mayoría de las monturas de sol. Se pueden graduar dependiendo de la refracción a compensar y de la montura seleccionada.

Lentes de las Gafas de Sol

La lente de sol puede ser de lejos o progresiva. Es posible elegir el tipo de filtro, según la norma UNE-EN ISO 8980-3:2014, y el color de la lente. Se aconseja lentes de color verde que alteran poco los colores, para los hipermétropes; de color marrón que aumentan el contraste, para los miopes. El gris se puede adaptar indistintamente ya que es el que mejor respeta los colores naturales porque filtra todas las longitudes de onda de forma más uniforme.

Existen lentes fotocromáticas que se oscurecen en presencia de la radiación ultravioleta. Estas lentes son claras en interiores y oscurecen al sol llegando a filtros de clase 2 e incluso 3. Son muy cómodas debido a que permiten al usuario utilizar su gafa en interiores y sin necesidad de cambiar de montura utilizar la misma al sol con una protección adecuada.

Lentes Polarizadas

Las lentes solares pueden incluir filtros polarizados que eliminan los molestos reflejos sobre ciertas superficies como el agua o la carretera. Así se proporciona una visión más nítida, mayor contraste con luz intensa o difusa y una mejor definición de los detalles.

Lentes Antirreflejantes

Si añadimos a las lentes tratamientos antirreflejantes eliminaremos brillos y reflejos y las lentes son más transparentes.