Conformador Ocular

El conformador ocular es un dispositivo médico diseñado para evitar la adherencia entre las conjuntivas tarsal y bulbar. Impide la contracción de la cavidad y mantiene el espacio orbitario adecuado consiguiente a la enucleación/ evisceración. Es transparente y dispone de orificios de ventilación en el centro. Fabricado en acrílico de alta resistencia y acabado superficial apto para uso ocular.

El haber llevado conformador tras la intervención, supone una mayor familiarización con la futura prótesis ocular.

Tras la operación, el cirujano colocará un conformador entre cuatro y seis semanas, hasta que el estado de la cavidad sea óptimo para comenzar la adaptación de la prótesis ocular.

El haber llevado conformador tras la intervención, supone una mayor familiarización con la futura prótesis ocular.